Novedades en la declaración de renta del 2018

En las próximas líneas, vamos a intentar con ejemplos entendibles, las novedades para la realización de la renta del 2018, así como algunos conceptos anteriores que mucha gente no tiene clara a la hora de realizar su declaración de renta.

1.- Obligados a declarar.

Como novedad se incluyen las ganancias derivadas de ayudas públicas, como por ejemplo la cobrada por el Plan PIUE o el Plan Renove, al comprar un vehículo, las subvenciones para la adquisición o rehabilitación de la vivienda, para el pago del IBI, para la instalación de rampas y ascensores, para compensar gastos escolares como libros, comedor o transporte escolar, entre otras; dentro del límite conjuntos de 1000€ de las rentas inmobiliarias (que son por los que pagan por cada inmueble que tienes y no esta vivienda habitual), de los rendimientos de las letras del Tesoro y las subvenciones para viviendas de protección oficial.

Es decir que si percibes algunos de estos ingresos y la suma de todos ellos nos supera los 1000€, no tienes obligación de hacer la declaración de renta, pero si la suma de los ingresos por estos conceptos supera los 1000€, aunque no tengas ningún otro ingreso de otro tipo, tienes la obligación de hacer la renta.

Con lo dicho anteriormente desmentimos el error de mucha gente, que cree, que si no gana trabajando 22000€, no tiene la obligación de hacer la renta y ahora vamos a intentar explicar cuando se tiene o no la obligación de hacer la renta.

Si sólo tienes ingresos por trabajo.

No tienes la obligación de hacer la renta si trabajas para un solo pagador y no cobras más de 22000€, pero si trabajas para más de uno, si no llegas a los 12643 entre todos, tampoco tienes la obligación de hacer la renta. Sí, si superas la cantidad de 12643 entre todos, tienes que sumar el importe de todos menos del que más cobras, si esta suma supera los 1500€, sí tienes la obligación de hacerla.

Tienes que tener en cuenta, que aunque se consideren rendimientos del trabajo, si tus ingresos proceden únicamente de pensiones o de planes de pensiones, si se les ha realizado retención como si fueran del trabajo, o ingresos a un tipo fijo de retención, como a administradores o para la realización de cursos, entre otras, tampoco tienes la obligación de hacer la renta.

Tampoco tienes la obligación de realizar la renta si cobras menos de 1000€ por intereses o dividendos de cualquier tipo de sociedad, o ganancias patrimoniales, que es cuando obtienes beneficio para la venta o donación de algo, si cuando te los pagan les haces retención.

Por último y como dicho al principio, no tienes obligación de hacerla cuando en conjunto no cobras más de 1000€, por las imputaciones de renta, rendimientos de letras del tesoro y ayudas públicas.

Hay otros casos en los que no estás obligado a hacer la renta, pero estos son los más comunes y hay que tener en cuenta que aunque no estés obligado a realizarla, no significa que no puedas y que en muchos casos te convenga, porque por ejemplo, si tienes contratos a tiempo

parcial y has cobrado unos 9000€ al año, hacienda te devolverá unos 180€ o si cobras 500€ por intereses de un plazo fijo, hacienda te devolvería 125€.

2.- Reducción por obtención de rendimientos del trabajo.

Otra novedad de la renta del 2018, es que se amplía la reducción por rendimientos del trabajo, que puede llegar a los 6500€. Es decir que puedes ganar 12500€ pero pagar sólo por 6000€.

3.- Becas al estado y de formación de investigadores se aumentarán los importes exentos, es decir, por los que no se pagan de estas becas.

Estarán exentos 6000€ con carácter general, hasta 18000€ si las becas incluyen transporte y alojamiento y 21000 si incluyen estos conceptos y los estudios se realizan en el extranjero y si los estudios son de doctorado el límite está en 21000€ o 24600€ si se realiza en España o el extranjero.

4.- Deducción por inversión en empresas de nueva o reciente creación.

Se aumenta del 20% al 30% y de 50000€ a 60000€ el límite de la deducción por la compra de acciones o participaciones en empresas nuevas que cumplan los requisitos.

5.- Deducciones por rendimientos obtenidos en Ceuta y Melilla.

Aumenta, del 50% al 60% el porcentaje de deducción.

6.- Exención de la maternidad y la paternidad.

Las prestaciones de paternidad y maternidad, cobradas por la Seguridad Social, o por Mutuas que sustituyan a la Seguridad Social, en algunos casos, o por los funcionarios y empleados públicos, que no tienen derecho a ellas, pero que siguen el salario en estos casos, no cobrado tributan.

7.- Deducción por maternidad.

Los 1200€ a los que tienen derecho las madres trabajadoras con hijos menores de 3 años que van a la guardería, se aumenta en 1000€.

8.- Deducción por familias numerosas hasta el 2018, las familias numerosas, cobrarán una deducción de 1200€ las de categoría general, es decir 3 o 4 hijos, y 2400 las de categoría especial, que son las de más de 5 hijos o con menos pero sólo un padre o tutor u otros requisitos. Pues bien, hasta el 2019 daba igual que tuvieran 3, que 4, que 40 hijos, el importe era el mismo para todos.

A partir de 2018 se aumenta en 600€ adicionales por cada hijo de más que tengas según tu categoría. Por ejemplo, si tienes 7 hijos cobrarás los 2400 de categoría especial, más 1200€ extras por los hijos 6 y 7 que superan el mínimo para estar en dicha categoría.

9.- Personas con discapacidad a cargo.

Se incluye un nuevo supuesto en este bloque, que incluye al cónyuge no separado legalmente con discapacidad, que no tenga ingresos, a parte de las rentas exentas, como serían que cobrara por una pensión por incapacidad absoluta, superiores a 8000€ y que no se aplicará alguien, normalmente un hijo, esta misma deducción por ascendiente a cargo.

El importe de la deducción es de 1200€ anuales y tanto en este apartado como en el anterior de familia numerosa, es necesario estar trabajando.

10.- Deducción aplicable a las unidades familiares formadas por residentes fiscales en Estados miembros de la Unión Europea.

Como última novedad introducida en la declaración de renta del 2018, se establece una deducción, que afecta a las unidades familiares, es decir, miembros de una familia que pueden hacer la renta todos juntos, y que intenta paliar los efectos económicos en la renta de que no puedan tributar todos juntos porque no residen en el mismo país.

Pondré dos ejemplos bastantes comunes para que se entienda esto.

El primero, como mi hijo está estudiando en Londres y está allí más de medio año dentro de un año, no puedo incluirlo y deducirlo en mi renta, porque no reside en España a efectos fiscales, aunque me cueste un ojo de la cara que el chiquillo estudie allí.

El segundo, es del portugués que trabaja en España y mantiene con su sueldo a su familia en Portugal, como trabaja aquí tiene que pagar sus impuestos en España, pero hasta el 2018, no podrá dedicarse a sus hijos en la renta que pasaba aquí.

Estas son las novedades que se han introducido en la declaración de Renta del 2018, esperamos desde Campos Assessors, que esta información os haya servido de ayuda.

Si quieres más información sobre este u otros temas, puedes solicitar más información en nuestro formulario de contacto de la pestaña superior.

Si te ha parecido interesante el contenido de este blog, puedes seguirnos en Facebook o Instagram

Y no olvides compartir con tus amigos, puede que les sea de ayuda.

Queremos ser tu gestoría de confianza !

Este sitio web utiliza cookies y solicita sus datos personales para mejorar su experiencia de navegación.